Delicatessen

Con motivo de una celebración familiar, el otro día decidí fusilar unos bombones de Petit Plaisir que una vez aparecieron por casa.


Más que bombones son unos chocolates tuneados. Facilísimos y dan el pego (Falsarius Chef estaría orgulloso).
  • Se separa una tableta de chocolate en onzas y se ablandan.

  • Yo usé chocolate negro normalito. Los experimentos con gaseosa...

    Truco: poner las onzas dadas la vuelta para mostrar la cara lisa y ocultar que se trata de una vulgar tableta.

    Como no sabía afinar con el microondas, y aprovechando el calor de mis radiadores, los puse encima con un papel plata hasta que vi que estaban en su punto (alrededor de 10 minutos).

  • Espolvorear sobre cada onza los ingredientes a gusto del consumidor.

  • Hay que hacerlo rápidamente para que se adhiera bien.
    El toque gourmet se logra con las cosas más raras, a ser posible saladas. En mi caso: kikos y pretzel machacados, pipas de girasol peladas y, los que mejor quedaron, escamas de sal maldon.

    Otras variantes en los bombones originales son curry, semillas de sésamo, ralladura de coco, comino, canela o especias picantes.

  • Como al ablandarse se me pegaron las onzas, cuando se enfriaron tuve que volver a separarlas con cuchillo, pero sirvió para cuadrarlos mejor porque al fundirse se deforman un poco.

Los chocolates, aunque buenos, fueron justamente eclipsados por el acompañamiento: un Ron Zacapa Centenario 23 años, considerado el mejor ron del mundo.

Yo presumía de que el ron era el único alcohol que no me gustaba (le cogí manía hace muchos años, adivinad cómo), hasta que he probado este incomparable, suave y dulce elixir, blended de rones obtenidos del primer prensado de la caña de azúcar y envejecido 23 años en barricas de Bourbon, Jerez y Pedro Ximénez en las alturas de Guatemala.

Auténtico oro líquido en calidad ...y precio. Gracias a que fue un regalo, que tengo una familia que no me la merezco.

9 comentarios:

Lillu dijo...

Oye, peazo receta esa! Y lo de los radiadores me ha dejado loca... ya sabía yo que esos los usabas para algo más que para calentar el ambiente XDD

Buen invento estos chocolates :)

saluditos

Möbius el Crononauta dijo...

Cocinar en radiador como en las películas antiguas debe ser genial. Yo es que no tengo de eso me parece.

¿Las onzas son los cuadraditos?

Kikos y chocolates, qué curioso. Si algún día me da por probar a hacerlo sin que explote nada ya te contaré

saludos

Su dijo...

Me gusta verte metido en faena...

FALSARIUS CHEF dijo...

Chocolatinas al radiador. Absolutamente genial. Efectivamente, estoy orgulloso de tan brillante impostura. Un abrazo.

Mar Calpena dijo...

Jo, yo no tengo radiador... Intentaré abrigarlos con una mantita.

Chocolates dijo...

Nosotros vendemos eso pero en profesional :) De todas formas, mejor calentarlo al radiador que en el micro, si se funde del todo la puedes liar parda...buen invento

Angus dijo...

Vaya vaya, no pensé que 15 minutos de trabajo y un radiador iban a gustar tanto. Gracias a todos.
Del ron no decís nada, y era la auténtica delicatessen del post...

Falsarius, qué gran sorpresa y honer tenerle aquí, le sigo todos los viernes en la tele, aunque hedescubierto su blog hace apenas unos días.
Tengo que reconocer que como cocinillas que soy me gusta la cocina algo más elaborada, pero me encanta su labor didáctica y puede ayudar a mucha gente a comer rápido y bien sin recurrir a congelados y telepizzas.
Un saludo y hasta pronto.

Batxi dijo...

Estupenda receta. Eso sí, estoy contigo con lo del ron.

Saludos, Batxi.

elprimerhombre dijo...

Me gusta el chocolate y me gusta el ron (malibú). Tendré que probar ese ron!!!Un saludo!