Souvenirs gastronómicos

El turismo gastronómico no sólo consiste en descubrir y disfrutar de la comida del destino del viaje, también es muy interesante poderse traer productos típicos (mejor en mercados o supermercados de barrio que en las tiendas para turistas) que podamos disfrutar en casa tiempo después. Lo malo es que, tarde o temprano, se acaban.
Así que he decidido inmortalizar en este post los productos que me traje de mis recientes vacaciones en Roma:

Empezamos con unos paquetes de tomates y funghi porcini secos. No os podéis imaginar el olor a funghi que sale del armario de la cocina cada vez que se abre, impresionante. Los tomates, a falta de una idea mejor, sólo los he usado por ahora como guarnición de carne, rehidratados y pasados rápidamente por la sartén. Los funghi los reservo para un risoto.

No me pude resistir a comprar este vinagre de tomate. Es muy aromático y de poca acidez, parecido a un balsámico, pero el toque a tomate se nota. Para unos tomates aliñados o cualquier ensalada en general, genial.

Estos patés de aceitunas negras y verdes no son difíciles de preparar en casa, pero la verdad es que están muy buenos, con un sabor muy intenso.

Más sorprendentes fueron estos envases de battuto (algo así como picadillo), uno de aceitunas con alcachofas (verdura muy típica romana) y de aceitunas con anchoas y alcaparras el otro. Muy buenos los dos, pero quizá más el de alcachofas.

Por último, y que los más puristas me perdonen, estos sopicaldos (a.k.a. caldofrán) de funghi porcini que desprenden un olor espectacular. Me traje los últimos del supermercado, pero habría arrasado con todos los que hubiera encontrado. Junto con los funghi secos, creo que producirán unos risotos potentes.
Como resultado, esta fuente de bruschettas variadas la mar de resultona (con algún resto de queso y foie que rondaban en la nevera):
Para beber, un vino blanco bien fresco (no necesariamente un Frascati).

8 comentarios:

Tony dijo...

¡¡¡Ayyy Roma, qué bonita ciudad!!... La verdad es que tienen muucha variedad de productos, no hay más que entrar en cualquier mercado o tienda de comestibles pero me temo que el precio me echó para atrás...

Ahora que lo has puesto tú, me arrepiento de no haber cogido algo... :(

Saludos.

Mar Calpena dijo...

Justo voy a Roma el mes que viene... ¿Serías tan majo de decirme dónde encontraste un súper en el centro? La última vez que estuve me volví loca para encontrar uno...

Angus dijo...

Pues yo vi un par de supermercados Spar (o como se llama allí, "despar", http://www.edespar.it/) bastante bien surtidos, ve atenta a los carteles porque sulen estar indicados.
En el que yo compré está en la Vía Nazionale, en la acera de la derecha según avanzas dejando atrás la plaza de la República (Metro República). Es una calle muy comercial que comunica la estación Termini con la zona centrica-turística.
Un saludo.

Lillu dijo...

Vaya, buena idea la de inmortalizar los recuerdos gastronómicos de las vacaciones para cuando ya no estén :) Lo haré en mi próximo viaje.

Saluditos!

Mar Calpena dijo...

Muchas gracias, además tenemos el hotel muy cerca de Termini. ¡Voy a arrasar en el Despar!

Mastropiero dijo...

Y de postre, un poco de chocolate negro en finas láminas. Una tableta al 80% de cacao, y otra con arancia (naranja)

Angus dijo...

Certo, certo, se me olvidaron los chocolates que, si bien no son muy típicos italianos, trajimos a Mastropiero por los servicios prestados y que tuvo a bien compartir...

BUDOKAN dijo...

Qué buenos productos que de sólo verlo ya me dan ganas de probarlos. Me quedo con la botella de vino y el paté de aceitunas. Para disfrutarlo con una buena película. Saludos!