Adicto al jevi

Rock y adicciones son dos palabras que en demasiadas veces han ido asociadas, pero nunca antes como en esta noticia de que a un jevi sueco le van a dar un trabajo a media jornada más una pensión de 400 euros para poder seguir con su adicción.
Se cuenta que en el 2006 el colega asistió a más de 300 conciertos, lo que hace pensar que algo adicto sí que debe ser el amigo, y además muy poco selectivo porque no se qué oferta habrá en los alrededores de su pueblo (mantener esa media no permite grandes desplazamientos).
En cualquier caso, digo yo: cuando un juez dictamina que alguien es adicto a algo, ¿la sentencia no suele ser someterse a una terapia de rehabilitación en vez de facilitar su continuidad?

5 comentarios:

Lillu dijo...

Impresionante. Le estoy dando vueltas a la cabeza a ver qué puedo alegar yo para que el Gobierno me pague y me deje en casa navegando por internet :D

saluditos!

Tony dijo...

¡¡Pues pobre hombre!! Así no se va a recuperar nunca y encima con 400 euros no creo que pueda seguir mantenido ese número de conciertos...jejeje

Gracias por traernos esta actualidad tan divertida, Angus...

Un saludo.

Angus dijo...

¿Adictos a los blogs tal vez?

Lillu dijo...

Hmmm blogadicta... no suena mal :P

BUDOKAN dijo...

Hola Angus, es increíble esta noticia que en alguna forma sienta un precedente para aquellos que somos adictos, en mi caso al blog. Saludos!