Charlton soltó su fusil

Nos deja Charlton Heston, auténtica leyenda y uno de los últimos hombres de Hollywood.
Seguramente será recordado por Ben-Hur, El Planeta de los Simios o su afición a las armas de fuego (merecidamente, con su mítica frase "Podréis coger mi rifle... cuando me lo arrebatéis de mis manos frías y muertas") pero para mí siempre será Steve Leech, el rudo pero honesto y leal capataz del rancho de los Terrill en mi western preferido: Horizontes de Grandeza.

All I can say, McKay, is you take a helluva long time to say good-bye.


5 comentarios:

BUDOKAN dijo...

Hola Angus, qué trsite la noticia que tenemos que soportar por estos días con la pérdida de este ícnono del cine épico. Saludos!

BUDOKAN dijo...

Este tipo de films quen se presentan como sencillos y logrados son de mi predilección para ciertos días, la voy a apuntar. Saludos!

BUDOKAN dijo...

He confundido el último coment. Disculpa

Angus dijo...

Ah, pensaba que te referías a Big Country. Espero que sea uno de tus clásicos también.

Möbius el Crononauta dijo...

Adiós a un grande, no hay duda.