No llevo un plátano en el bolsillo

... es que me alegro de volver a ver a Guybrush Threepwood.

Ha caído en mis zarpas el Escape from Monkey Island para PS2, cuarto y último de los monkeys.
Éste no lo llegué a jugar en PC, así que me lo estoy pasando bomba navegando por el Caribe con mi viejo amigo, insultando y haciendo el chorra, y me da igual que sea un juego del año 2001.

Me voy, que creo que he visto un mono con tres cabezas...

mono con tres cabezas


7 comentarios:

Möbius el Crononauta dijo...

Guybrush, the man, the legend... ningún juego de ninguna clase podrá superar nunca a los dos primeros Monkey Island, y aunque sin Ron Gilbert lo que vino pegó un bajón en picado, siempre es grato volver a los mares del Caribe de la mano de este gran pirata.

Angus, luchas como un granjero...

Angus dijo...

¡¡ Yo soy cola, tú pegamento !! ;)

Perezoso dijo...

mira q lo tengo y no lo llegué a jugar del todo... y para mi hay aventuras graficas mejores q monkey island como pueden ser blade runner o grim fandango!

Angus dijo...

El Grim es el último que jugué en PC, muy bueno, y obviamente éste monkey no es el mejor de la serie (los dos primeros son PERFECTOS), pero bueno, Guybrush es Guybrush...

BUDOKAN dijo...

No te puedo creer ngus!!! Me has alegrado enormemente el día. La vuelta de un grande de los videojuegos!! Saludos!

Lillu dijo...

Vaya! El Monkey Island fue el primer juego que conseguí cuando me compré mi primer mac, allá por el año 94 ó 95. Estaba en inglés, porque por entonces apenas había programas traducidos para mac, pero hace unos años volví a jugarlo en PC en español y me reí y me volví loca igual que la primera vez :D Intenté jugar hace poco el 2 pero mi PC de ahora ya no me lo acepta :(

He oído hablar muy bien del Grim Fandango, pero nunca lo he jugado.

Ays, qué nostalgia :D

saluditos

Angus dijo...

El Grim Fandango es bueno, pero para mí en cuanto pasaron a 3D estos juegos perdieron el encanto. Las mejores aventuras eran con ratón y sprites. Los dos primeros Monkeys, el Día del Tentáculo, Sam and Max... qué maravillas!!!