¡Fútbol, fútbol, fútbol!

Manu Chao y su Mano Negra dejaron algunas grandes canciones. En realidad, diría que Manu Chao es bueno, me gusta. El problema es que ha repetido ad nauseam una fórmula que solo alcanzó su culmen en el discazo Próxima estación: Esperanza (2007).
Os dejo hoy esta Santa Maradona del disco Casa Babylon (1994), muy apropiado para estos días de Eurocopa, en la que por lo pronto ya nos hemos cargado (algunos opinamos que de aburrimiento :) a los franchutes que tanto habrán coreado esta canción.
Volviendo a ver el vídeo, me pregunto qué opinarían las autoridades deportivas hoy en día de esta exaltación del deporte rey con imágenes de estadios con mareas humanas, bengalas y durísimas entradas, a mayor gloria del Pibe.

 

1 comentario:

LoRbAdA dijo...

Lo que me pregunto yo es que si a alguien le importa lo que piensen las autoridades, tal y como se comportan ellas. El fútbol está bien pa desconectar un ratito. Pero el problema es quienes necesitan desconectra 24 hrs de la realidad jodida que vivimos. Aún así esta tarde todo el mundo deseará la tan ansiada rotura de ligamentos cruzados de Cristiano Ronaldo :P