Hojaldre de solomillo de cerdo con foigras

Mi buen comportamiento en el recién establecido Martes de Limpieza fue recompensado con un fantástico Hojaldre de solomillo de cerdo con foigras.

La improvisada receta es bien sencilla: se pasa el solomillo salpimentado por la sartén muy caliente para dorarlo por todos lados (no me meteré en discusiones sobre si esto sella o no sella). Después, se pone, con una capa de trocitos de foigras por debajo y por encima, sobre el hojaldre. Se enrolla, se pinta con huevo, y al horno.

Nosotros dejamos los extremos del rollo abiertos para que el calor entrara mejor, por miedo a que quedara poco hecho por el hojaldre. En realidad, nos pasamos un poco de punto, pero no quedó seco y además el foigras le da una untuosidad extra.

Como acompañamiento, un cabernet sauvignon fresquito de Castilla La Mancha, y precio irrisorio, que cayó casi entero.



¿No te has enterado? Espera, que repito:


Muchas gracias cariño, estaba de lujo. Esto hay que repetirlo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Una receta cojonuda!!! Muy buena elección

Anónimo dijo...

Una receta cojonuda!! Muy buena elección...

Angus dijo...

Estoy de acuerdo: fué doblemente cojonuda.
Gracias, anónima

Tony dijo...

Angus, veo que te debiste de portar muy bien para que te hicieran tan exquisita comida... Tiene muy buena pinta y, además, la receta no parece complicada... Lastima que la cocina y yo no seamos compatibles...

Saludos y ¡¡bon apetit!!...