Scorsese y La clave Reserva

El otro día, en la sesión de Mr. Brooks, pude ver en pantalla grande el cacareado anuncio-corto La Clave Reserva de Martin Scorsese. Aunque lo había ojeado en Internet y pese a que la gente es incapaz de estarse callada en nada que no sea la película (y a veces ni eso), tengo que decir que lo disfruté y capté mucho mejor. Técnicamente es alucinante lo mucho que se parece a una verdadera película de Hitchcock, con esos technicolores, el dolly zoom, y hasta la cantosa caída sobre el patio de butacas.

Lo que más me sorprendió, y no había reparado en ello al verlo antes, es que en las primeras escenas del falso documental realmente se nos muestra con toda claridad el making-of del plano secuencia del inicio en la sala de conciertos, hecho a base de efectos especiales, ya que podemos ver a los músicos sobre el croma y la cámara haciendo el travelling. Siempre me ha encantado el cine dentro del cine y poder echar un vistazo detrás de la cortina...
Como anuncio, pues supongo que funciona como una forma de dar que hablar de la marca de vinos espumosos, más que como spot.

Por cierto, Mr. Brooks, curiosilla.

5 comentarios:

BUDOKAN dijo...

Hola, la verdad que este corto es una verdadera maravilla para aquellos que amamos el cine clásico. Una lección de cine. Saludos!

Perezoso dijo...

esta de puta madre, ademas ya era hora de q se dejasen de burbujitas y su !"·$%&/ madre

david santos dijo...

Es un buen trabajo de cine.
Yo adoré.
Gracias.

Plissken dijo...

Yo también "adoré", sobre todo me encantó ver juntos a Marty y a Thelma Schoonmaker, su montadora. Lo único, ¿tú crees que en Freixenet estarán satisfechos? Tienen un estupendo producto que no podrán nunca emitir por TV, incluso hay gente que me ha dicho que este año no había spot de Freixenet... yo creo que Scorsese les ha metido un golito por la escuadra, pero mejor para nosotros, oigan.

Angus dijo...

Plissken, estoy de acuerdo contigo: creo que Scorsese ha aprovechado para pasarselo bomba haciendo su experimento financiado por Freixenet.
Además, la gente no atiende debidamente, habla... y cuando finalmente sale la botella el pitorreo es general.

Pero no parece que escarmienten porque en la web puedes rellenar un formulario para votar qué director quieres para el año próximo.